Rescatar el plan de pensiones como renta vitalicia

La renta vitalicia surge como una opción para asegurarte una renta mensual a lo largo de toda tu vida, sin preocuparte de nada más 🙂

¿Qué es la renta vitalicia?

Las rentas vitalicias son «seguros de vida». Con los ahorros que rescatemos del plan de pensiones, firmamos un seguro con una aseguradora: consiste en prestarle nuestro dinero y a cambio ellos nos darán una mensualidad para toda nuestra vida con una rentabilidad.

(Línea de flujos)


La cantidad mensual que recibiremos estará en función de la cantidad que dejemos, de nuestra edad, y si somos hombre o mujer.


La aseguradora calcula la esperanza de vida que tenemos (por eso la diferencia entre hombre y mujer), y calculan la renta mensual que nos tienen que dar.

Es un poco mezquino, pero la aseguradora está calculando los años que viviremos cada uno 🙁 . Si vivimos más tiempo del que se asume (nuestra esperanza de vida media) saldremos ganando ya que la aseguradora estará obligada a seguir pagándonos nuestra renta hasta el fin de nuestros días.

De todos modos, existen diferente tipos de renta vitalicias con diferentes características, e incluso alguna donde los herederos pueden seguir recibiendo las rentas en caso de fallecimiento. Descubre todas las ventajas de la renta vitalicia.

Diferencia renta vitalicia versus renta financiera

Siempre que podamos es recomendable rescatar el plan de pensiones de manera gradual si nuestra situación personal nos permite. Como segundo paso tenemos que decidir entre sacar nuestros ahorros como «renta vitalicia» o «renta financiera».

En la «renta financiera», vamos a recibir el pago mensual al ritmo que nosotros fijemos hasta que se agoten nuestros ahorros dentro del plan de pensiones. Además todo lo que vaya quedando dentro sigue generando rentabilidad.

Una vez que se agote el plan de pensiones, se terminó, y ya no recibiremos nada más; en caso de fallecer antes, nuestros herederos recibirán el resto.


En la renta vitalicia estamos sacando todo los ahorros del plan de pensiones y al mismo tiempo contratando un seguro de vida


En la «renta vitalicia» recibiremos nuestro pago mensual hasta nuestro fallecimiento. La renta que recibiremos normalmente será más pequeña, pero nos aseguramos que siempre la recibiremos, no se agotará. ¿Que prefieres??

Cómo contratar después del plan de pensiones

Como hemos dicho la renta vitalicia es un seguro de vida, por tanto lo que estamos haciendo es contratar este seguro. Existen dos maneras de contratar la renta vitalicia:

1. Rescatamos el plan de pensiones de golpe (en forma de capital) y después contratamos el seguro de renta vitalicia. Aquí tendremos primero que pagar los impuestos por rescatar de golpe el plan de pensiones, y después los pagos que recibamos por la renta vitalicia serán considerados como “rendimientos del ahorro” (menores impuestos) 

2. El seguro toma el ahorro directamente del plan de pensiones sin hacer el rescate de golpe. Aquí no tendremos que pagar impuestos por rescatar el plan de pensiones, pero los pagos que recibamos por la renta vitalicia serán considerados como “rendimientos del trabajo” (que tiene impuesto más alto que el “rendimiento del ahorro”)


También se puede contratar un seguro de renta vitalicia sin necesidad que vengan los ahorros de un plan de pensiones


Ventajas fiscales

Una de las principales ventajas de la renta vitalicia es que podemos obtener grandes ventajas fiscales, es decir pagar menos impuestos por las rentas que recibimos.


Las rentas que vamos a recibir tendrán una gran desgravación fiscal en función de la edad


Adicionalmente también nos permite considerar la renta que estamos recibiendo como “rendimiento del ahorro” en lugar de “rendimiento del trabajo”, lo cual en la mayoría de ocasiones conlleva pagar muchos menos impuestos 🙂

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (1 Voto)

Clases relacionadas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (1 Voto)