Cambiar nuestro plan de pensiones

Que no podamos rescatar nuestro plan de pensiones, no significa que tengamos que olvidarnos de él. Todo lo contrario, tenemos que ver cómo evoluciona para poder reaccionar a tiempo.

Cambiar de un plan de pensiones a otro

Con los planes de pensiones no podemos sacar nuestro ahorros, pero sí que podemos cambiar de un fondo a otro. ¡Esto lo tenemos que tenerlo muy claro!


Tenemos toda la libertar de moverlo a donde nosotros queramos 🙂


Si vemos que no está consiguiendo la rentabilidad que esperábamos, tenemos el derecho de cambiar. Si vemos que está siendo muy volátil, y está asumiendo demasiado riesgo para nuestro gusto, tenemos el derecho de cambiar.

Podemos cambiar hasta incluso de banco, no hay ningún tipo de problema con esto.

¿Estás contento con tu plan de pensiones?

¿Cuánto tiempo llevas con el plan de pensiones? ¿Cuánta rentabilidad está consiguiendo? Dos preguntas que tenemos que hacernos obligatoriamente, y depende de la respuesta podemos pensar en cambiar.

Si el plan de pensiones está generando rentabilidad y estamos contentos con ello, perfecto. Sin embargo, si vemos que estamos perdiendo dinero durante mucho tiempo, un cambio no vendría mal.

Del mismo modo, si vemos que el plan de pensiones es muy volátil, un año gana mucho y otro pierde mucho, y no queremos esta volatilidad / riesgo para nuestro dinero, deberíamos también plantearnos un cambio.


Está en juego los ahorros que tendremos en nuestra jubilación, debemos controlar que están haciendo con ellos.


Pueden existir años en lo que el plan de pensiones puede tener mejores o peores resultados, forma parte de las inversiones; pero hay que ver cuánto lleva acumulado en total.

¿Cómo podemos cambiar de plan de pensiones?

Una vez que decidimos cambiar, podemos hacer dos tipos de movimientos:


Podemos cambiar de entidad o podemos cambiar el tipo de plan de pensiones.


Si vemos que nuestro plan de pensiones ha sido de los peores dentro de su grupo, significa que los gestores tomaron malas decisiones, y quizás deberíamos plantearnos cambiar entidad.

Si vemos que nuestro plan ha sido de los mejores de su categoría, pero le queremos exigir más; quizás deberíamos plantearnos un cambio de tipo de plan dentro de la misma entidad.

Incluso otra opción que tenemos es coger una parte de los ahorros que tenemos en un plan de pensiones, e invertirlos en otro plan de pensiones para así diversificar el riesgo.

Las promociones de los planes de pensiones final de año

Todos los bancos, aseguradores y gestoras independientes, tienen un gran interés en captar planes de pensiones, especialmente a finales de año. Todos los años, vemos una gran cantidad de publicidad de planes de pensiones en todos los sitios (es como los regalos en la época de navidad) 


Siempre es recomendable esperar a ver qué tipo de oferta ofrecen para mover tu plan de pensiones.


Las oferta suelen consistir en bonificaciones. Nos ofrecen un extra de rentabilidad sobre la cantidad que tengamos en el plan de pensiones.

Una rentabilidad extra a cambio de moverte, pero también hay que leerse la letra pequeña y ver las comisiones del nuevo plan de pensiones.


Muchas de estas promociones, te obligan a estar durante un tiempo determinado con ellos, sin poder cambiar.


Siempre hay que ver si nos convence el nuevo plan de pensiones (tipo de plan, sus resultados, su riesgo…), no solo dejarse llevar por la promoción. Hay que hacer balance y ver que nos compensa más.

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (1 Voto)

Clases relacionadas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (1 Voto)