Rentabilidad de un Fondo de Inversión

Una vez que hemos visto la función de un fondo de inversión y cómo se invierte en él a través de las participaciones, vamos a ver qué tipo de rentabilidades ofrecen los fondos.

Resultados de la inversión en fondos

Compramos participaciones de un fondo de inversión a un determinado precio, y para recuperar nuestra inversión, vendemos estas participaciones al precio al que estén en ese momento.


Esa diferencia de precios es lo que va a marcar la rentabilidad de nuestra inversión


Así de simple: si el precio al que vendemos es más alto, nuestra rentabilidad será positiva; pero si el precio al que vendemos es más bajo, tendremos una rentabilidad negativa, lo cual implica perder parte de nuestros ahorros.

El precio de liquidación de las participaciones se determina al final del día, y dependerá del valor de las inversiones del fondo, es decir, dependerá de cómo le vaya. 

Expectativas de rentabilidad

La rentabilidad que podemos esperar de nuestra inversión dependerá de si el fondo toma buenas decisiones de inversión con nuestro dinero. De esta manera, nos podemos hacer una ligera idea de lo que podemos conseguir si consultamos el resultado que ha obtenido en el pasado el mismo fondo de inversión.

Con esta pequeña referencia podemos guiarnos para saber la rentabilidad que podemos esperar, de tal modo que podremos valorar el propio fondo.


La rentabilidad que se espera es la que, tanto los bancos como aseguradoras y gestoras, utilizan como reclamo para vender fondos.


Pero cuidado: esto sirve para tener una mínima orientación de los resultados; es muy importante saber que las rentabilidades pasadas, ¡no garantizan rentabilidades futuras! El hecho de que la rentabilidad de un fondo de inversión sea buena, no nos asegura que se vaya a conseguir el mismo resultado para nosotros, esto sólo dependerá de si las inversiones que realice a partir de ahora sean buenas o no.

Tipos de fondos de inversión

Los fondos de inversión se clasifican por cómo invierten, y cada tipo de fondo consigue unas rentabilidades que pueden diferenciarse bastantePor eso es muy importante ver la rentabilidad y la volatilidad que presenta cada tipo de fondo y decidir cuál nos encaja más con nuestro estilo.

Comisiones de los fondos

Los fondos de inversión no se libran de tener comisiones que tendremos que asumir los ahorradores, y además las hay de muchos tipos. Difícilmente podremos esquivarlas, aunque sí que podemos elegir un fondo con menos comisiones.

Existen cuatro tipos de comisiones, que son:


La comisión de gestión, la comisión de depósito, la comisión de suscripción y la comisión de reembolso.


Al final, lo que importa es lo que nos llevamos al bolsillo. Hay que tener en cuenta las comisiones que tendremos que pagar ya que existe mucha diferencia de un fondo de inversión a otro.

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (3 Votos)

Lecciones relacionadas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (3 Votos)