El riesgo en los fondos de inversión

El riesgo de un fondo de inversión existe porque el precio de la participación del fondo que hemos comprado varía todos los días, existe volatilidad, que lleva implícito que podamos perder parte de nuestra inversión.

¿Cómo se origina el riesgo?

La volatilidad de nuestra inversión aparece cuando no tenemos una rentabilidad fija como sucede en los depósitos. Al dejar nuestros ahorros en un fondo de inversión, nadie nos puede asegurar qué rentabilidad vamos a conseguir.

La rentabilidad que podemos conseguir en el fondo de inversión es totalmente volátil, ya que dependerá del precio al que vendemos nuestra participación.


El fondo de inversión es volátil: no garantiza un beneficio para tus ahorros.


Y claro está que si el precio de las participaciones disminuye nos ocasionaría una pérdida a nuestras inversiones. Esta es una lección importante: podemos perder parte de nuestros ahorros con fondos de inversión.

Expectativas de riesgo para cada fondo

Una de las primeras cosas en las que nos tenemos que fijar para contratar un fondo de inversión es la volatilidad que ha sufrido, es decir, cómo se ha movido el precio de sus participaciones.

Cuanto más volátil es un fondo, más riesgo estamos asumiendo para nuestros ahorros.

Todo esto no significa que sea un peor producto para nuestra inversión, siempre y cuando esa volatilidad esté compensada por una rentabilidad mayor; todo es relativo.


A mayor volatilidad, vamos a exigir una rentabilidad más alta.

Cada uno tiene que buscar su equilibrio y fijar sus límites.


Fijar unos límites

Si queremos invertir nuestros ahorros en un fondo de inversión es importante que cada uno se fije unos límites de volatilidad, y un nivel de riesgo a asumir para su inversión.


Nuestra ambición por ganar más tiene que estar controlada. No conviene arriesgar más de lo que nos podemos permitir; cada uno se marca su límite.


El nivel de riesgo de cada tipo de fondo

Los fondos se clasifican según diferentes tipos de inversión que realizan; por tanto cada tipo de fondo tendrá sus propias características, especialmente según el riesgo que estén asumiendo.

Así que hay que ver qué tipo de fondos existen y ver cuál presenta un nivel de volatilidad que se adapte a nosotros. Pero siempre hay que recordar que cuanto más queramos ganar, más tendremos que arriesgar.

Riesgo de no poder vender

Al riesgo de la propia volatilidad del fondo de inversión, hay que añadirle otro más. 

Sucede en pocas ocasiones pero, si mucha gente a la vez quiere vender (reembolsar) las participaciones, el fondo puede retrasarse unos días ya que tendrá que reorganizar sus inversiones para devolver los ahorros a tanta gente (esto sucede por ejemplo en situaciones de crisis).

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (2 Votos)

Lecciones relacionadas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviando...
¡Valora el artículo!
5 (2 Votos)