El valor de tu dinero

Hemos visto cómo se mueve el dinero y quiénes participan. Ahora vamos a centrarnos en cómo podemos aprovechar nuestros ahorros, y para eso la primera pregunta sería…

¿Cuánto valen tus ahorros?

Aquí no hay teorías milenarias ni fórmulas complejas; aquí cada uno le da un valor a sus propios ahorros. Como en todo, cada uno le pone un precio a las cosas que tiene.

Tus ahorros son de tu propiedad. Si se los dejas a alguien por un tiempo, ese alguien tendrá que pagar por ello: tendrá que compensarte 🙂 .


Esta compensación será el precio que le pongas a tus ahorros, y ese precio es lo que se llama “intereses”


 

Tenemos que perder el miedo a la palabra “intereses”; ya que al fin y al cabo no son más que el “alquiler de tus ahorros”.

 

 

A cambio de dejar tu dinero, exigirás unos intereses más la devolución de todos tus ahorros; pero esto también sucede cuando el banco nos presta su dinero, exigirá unos intereses con la devolución de todo ese préstamo.


Sin embargo, cada uno pone un precio diferente al dinero, y en función de éste, cada uno exigirá unos intereses


El banco siempre va a exigir intereses más elevados por dejar su dinero. 

 

Aquí es donde nos encontramos una limitación para hacer crecer nuestros ahorros. Los intereses que podemos conseguir son relativamente bajos, comparados con los que nos pide el banco por un préstamo o hipoteca.

Pero lejos de aceptar esta situación, hay que atreverse a explorar y comparar diferentes opciones. Nuestra obligación es encontrar la mejor alternativa que se adapte a nuestro dinero, es decir, a nosotros.


Ahora bien, cada uno tiene que decidir si para conseguir mayores intereses, está dispuesto a asumir un mayor riesgo…


Enviando...
¡Valora el artículo!
4.67 (3 Votos)

Lecciones Relacionadas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviando...
¡Valora el artículo!
4.67 (3 Votos)