¿Cómo funciona el IRPF?

El objetivo de nuestra Academia de PigMio es hacerlo todo fácil y sencillo en el mundo del ahorro, y parte de ello es explicar cómo funciona la declaración de la renta (IRPF) y cómo está diseñada.

Ya que tenemos que pagar impuestos, es importante entenderlos, para ver cómo podemos jugar y aprovechar las ventajas fiscales 🙂

Ingresos

Como todos sabemos, en el IRPF se incluyen todos los ingresos que una persona ha ganado durante todo el año, vengan de donde vengan, y por ellos tendremos que pagar impuestos.

Nadie se puede librar puesto que Hacienda está muy atenta, pero existen muchas posibilidades para minimizar los impuestos (pequeños trucos que es obligatorio saber) 👍


Ventajas fiscales = Pagar menos impuestos legalmente


En la declaración de la renta se calculan el total de impuestos que nos toca pagar y se comparan con las retenciones que ya han sufrido todos nuestros ingresos a lo largo del año. Dependiendo del resultado de esta comparación nos saldrá a devolver o a pagar en la declaración de la renta.

Al fin y al cabo las retenciones son impuestos que vamos adelantándole a Hacienda.

Estructura del IRPF

El primer paso es saber que la declaración de la renta está dividida en 2 grandes bloques completamente separados (las llamaremos “cajas”), y los ingresos se incluyen en una caja u otra dependiendo de cómo se hayan generado.

No es lo mismo que tus ingresos vengan de la nómina, de haber ganado la lotería o de los intereses generados por tu cuenta corriente.


Las dos cajas son: la Base Imponible General y la Base Imponible del Ahorro


¿Por qué se llama “Base Imponible”? 🤔 Es solo un nombre técnico, pero lo único que quiere decir es que se agrupan todos los ingresos y será la base de cada caja para calcular los impuestos.

En la base imponible general irán los ingresos más recurrentes, como la nómina y en la base imponible del ahorro todos los ingresos que vienen por nuestro ahorro o nuestra inversión.

Estructura IRPF_Base General y Base del Ahorro

¿Por qué es importante separar estas cajas? 🤔 Porque el porcentaje de impuestos va a ser diferente; los tramos fiscales del IRPF son diferentes.


Los impuestos de la base del ahorro serán mucho menores


Tramos del IRPF

Vamos a tratar de explicar los famosos tramos del IRPF, ya que esto nos servirá para ver los diferentes % de impuestos que aplican a nuestros ingresos.

El IRPF o la declaración de la renta, es un impuesto progresivo porque quien más dinero ha ingresado, más impuestos tendrá que pagar en proporción.

Tramos Fiscales IRPF

Los ingresos que entran dentro de la base imponible del ahorro pagarán muchos menos impuestos. Lo malo es que no se puede elegir la caja, está estrictamente estipulado.


Los tramos son como escalones, y siempre se empieza por el primer escalón.


Si tenemos unos ingresos brutos de 30.000 de salario, no significa que pagaremos un 30% de todos los 30.000 por estar en el tercer escalón (tramo), hay que ir escalón por escalón.

Nuestros primeros 12.450€ pagaremos solo un 19%, después subiremos al segundo escalón y pagaremos sobre 7.750€ un 24% y después llegamos a nuestro último escalón en el que pagaremos sobre 9.800€ un 30% de impuestos.

Impuesto Efectivo IRPF

Nos corresponderá pagar un 24% de impuestos, o lo que se llama técnicamente “impuesto efectivo”: es el resultado final de ir subiendo por los diferentes tramos del IRPF. 

El % de impuesto más alto que ha sufrido parte de nuestros ingresos es un 30%, técnicamente se llama el “tramo marginal”. Si hubiéramos ganado 1€ más se le hubiera aplicado este nivel de impuestos.

Tramos estatales y tramos autonómicos: El impuesto del IRPF se reparte entre el estado y cada una de las autonomías al 50%. Cada autonomía marcará unos tramos para sus residentes, por tanto aquí radica la importancia de marcar la vivienda principal.

Ambas cuotas se suman para formar los tramos totales para cada persona.

¿Cómo pasamos de Base Imponible a los Impuestos Finales?

Partimos de la base de que en el IRPF hay dos bloques. En el gráfico vamos a ver cómo paso a paso llegamos a los impuestos finales que habrá que pagar o que nos tengan que devolver.

En este camino se aplicarán todas las famosas desgravaciones y deducciones posible 🙂 .

Las desgravaciones nos permitirán reducir la base imponible a la cual se aplica el porcentaje de impuestos. Mientras que las deducciones nos permiten reducir directamente los impuestos calculados 🙂

Un sencillo esquema para ver cómo pasamos de la Base Imponible al resultado final de la declaración de Hacienda:

 

Estructura Declaración Renta - IRPF

Clases relacionadas

Comentarios